Artista Nabuart Invitado

www.equalstrenght.com

 

Texto: Susana Miguel

Fotografías. Equal Strength

 

 

 

No es usual entrevistar a una mujer directora de cine, aunque cada día, esta profesión deja de ser un poco patrimonio exclusivo de los hombres para dar paso a mujeres talentosas que tienen mucho de decir y aportar. Sin embargo, aún el número de realizadoras dentro de la industria es insuficiente. El cine independiente, alejado de la gran industria en cuanto a grandes recursos de producción y distribución, se convierte en caldo de cultivo para el desarrollo del talento de cineastas que con escasos recursos, dan a luz obras con verdaderos valores sociales y artísticos. Ese es el caso de nuestra entrevistada, la actriz y directora de cine colombiana, radicada en Estados Unidos: Ika Santamaría.

 

N: Ika, comenzaremos con la pregunta obligada para que nuestros lectores te conozcan: ¿cómo te iniciaste en el mundo artístico, cuéntanos cuáles fueron esos primeros pasos?

IS: Antes de ir a la escuela de teatro me gradué en negocios internacionales y programación de computadoras porque mi familia quería que fuese una “profesional primero”. Mientras atendía a la universidad, hice mucho teatro pero sabía que quería una educación formal como actriz y por suerte, me becaron en la Escuela de Actores del Teatro Libre de Bogotá. Estudiábamos de 8 AM a 6 PM todos los días. El entrenamiento intelectual y físico fue increíblemente riguroso porque además de nuestros maestros, todos los años la escuela traía expertos de todo el mundo. Fuimos una generación de estudiantes privilegiada.

"Luego me vine a vivir a Estados Unidos y en la Universidad de New York realicé estudios de cinematografía con énfasis en dramaturgia para cine."


“Hoy en día es muy importante para cualquier proyecto artístico tener una visión empresarial”.


N: Leo en mis notas que has trabajado como actriz, escritora, productora y finalmente directora, pasearte por estos campos te habrá servido de escuela, en consecuencia, puedes combinar varias profesiones en un solo proyecto, ¿crees que las especializaciones dentro de la industria cinematográfica puedan ser llevadas por todo un colectivo o te inclinas a la individualización?

IS: Básicamente se combina todo, por ejemplo, mi experiencia como actriz la uso para entender cómo sacar de cada actor más de lo que ellos esperan; escribir me permite explorar temas que son de mi interés, considero que es uno de los puntos más importantes porque hay que escoger un contenido que lo mantenga a uno vivo durante todo el proceso; producir se me hace un poco mas  fácil ya que he sido administradora y entiendo sobre logísticas, manejo del tiempo y todo eso... Hoy en día es muy importante para cualquier proyecto artístico tener una visión empresarial.

En el cine se requiere de gente supremamente eficiente, trabajadores incansables en todos los aspectos. Con el tiempo he entendido que un súper equipo debe estar conformado por técnicos y profesionales especializados en cada campo: eso es lo ideal,  pero eso casi siempre depende de un presupuesto, porque aunque tengas la gente, los equipos son costosos.

Si uno está interesado en ser director es importante aprender el lenguaje de cada tarea para poder comunicar lo que se desea con propiedad. Una como directora tiene que probarse aún más… sobre todo en las cuestiones técnicas que es un área tan amplia y que avanza a diario, por eso la estudio mucho para que digan “oye ella sabe de lo que esta hablando” me toca por ser nueva en el cine independiente y por ser mujer, es la verdad, siento que me tengo que ponerme las pilas y eso me gusta.

Ahora, cuando uno empieza de cero en esta carrera es una ventaja pasearse por varios oficios porque creo que nadie debería ser capitán de barco de un día para otro, hay que saber remar primero. El cine es un arte colectivo idealmente liderado por la una persona con una visión. Solo en el set y produciendo uno va encontrando profesionales con los que se entiende re-bien, que son como tus hermanos para poder pasar los malos ratos sin consecuencias pues uno sabe que un hermano es un hermano y así se va formando una piña, o sea el equipo!


“Las plataformas nuevas como las cinematecas y los teatros existentes deben abrir puertas a los artistas locales, de hecho lo están haciendo pero me atrevo a decir que pueden hacer mucho más”.


N: ¿Crees que en Miami hay un terreno fértil para conformar equipos de trabajo y que se pueda hacer cine y teatro con bajo presupuesto? ¿La falta de recursos no afecta de alguna manera la calidad del producto final?

IS: En Miami hay mucha gente con talento y conocimiento, de hecho, hay realizadores que están haciendo cine y teatro sin soporte económico.

Los de los recursos es relativo, depende de lo que cada cual quiere lograr.  Sin embargo, lo que más necesitamos en Miami es crear una tradición, mostrar calidad para que los trabajos se exporten. Los recursos que más requerimos son los referentes a los espacios en donde mostrar nuestros trabajos. Las plataformas nuevas como las cinematecas y los teatros existentes deben abrir puertas a los artistas locales, de hecho lo están haciendo pero me atrevo a decir que pueden hacer mucho más. Debe haber  más diversidad, se crean muchos nichos monotemáticos y yo no sé si eso es bueno.

N: Háblanos un poco de tu primera película hecha sobre la base de la creación colectiva, Explícanos en qué consiste exactamente esto en un medio que usa no solo el talento y la creatividad, sino una gran cantidad de recursos técnicos y tecnología avanzada.

IS: De las audiciones salieron los 2 técnicos y el talento de “Equal Strength”, que se hizo casi sin presupuesto y por amor al arte, la creación colectiva es un acto de fe. Uno crece mucho, todos teníamos que confiar en el equipo sin saber, sin importar quién iba a protagonizar o qué era lo que se estaba creando pero con la seguridad de que saldría una historia/película.  Ya cuando terminé el texto basado en los personajes y las escenas que los actores inventaron entonces nos empezamos a mover para conseguir las locaciones, los animales y todo lo que se nos ocurrió durante el proceso creativo… Ahora me río, pero créeme que también lloramos. Es tremenda experiencia porque confirmé, perdón confirmamos de primera mano, que lo que un grupo imagina se puede llevar a cabo permaneciendo juntos... y bueno, el chiste para mi y mi esposo como productor fue mantenernos unidos por un año, casi todos los fines de semana y luego a editar todo ese material.

N: ¿Cómo ha sido para ti la experiencia de trabajar con un grupo de actores e ir improvisando sobre un tema hasta llevarlo a lo que quieres lograr?

IS: Quede muy contenta con el resultado. Lo que más disfruto es el diálogo con los actores y la creación de personajes que puedan transmitir la historia. Me encantó que el grupo era súper diverso, eso lo hicimos muy a propósito: Fue un experimento que me dejó más apasionada por la actuación y los actores. Yo amo la sensibilidad de la gente que actúa.

“Vamos alternando; no buscamos primero el tema y luego la forma sino que se van dando las dos cosas en simultáneo, sin metodizar el trabajo. Cada obra produce su propio método de trabajo” Santiago García

N: ¿Es esa la fórmula que utilizaste en Equal Strength?

IS: Si, el maestro Santiago García del Teatro La Candelaria, en el corazón de Bogotá - él caminaba solo unas cuadras para venir a la escuela del Libre y enseñarnos sobre la creación colectiva- fue divertido aprender ese concepto con él que se lo inventó y ver sus obras y escuchar a los actores que las hicieron.  Es como  un método y yo lo tenía ahí guardado hasta que se me ocurrió adaptarlo pare hacer cine.  Cada actor trae su fórmula debajo del brazo y tenemos que crear un ambiente místico para que ellos la saquen y yo también, pues con cada proyecto me tengo que reinventar y eso es lo que en últimas se quiere ver, nuevas formas. Las historias se dan casi solas como suma del inconsciente colectivo.

“Quiero resultados extraordinarios
con un presupuesto súper bajo".

N: ¿Qué puedes contarles a nuestros lectores sobre el proyecto más reciente que te encuentras desarrollando?

IS: El tema es dedicado a las madres que viven por sus hijos, aquellas que tienen a La Familia como su proyecto de vida pero que no han sido apreciadas:  Flea Market Finish Line (Mercado de Pulgas, La recta final)  es la historia de un ama de casa emigrante, un papá exiliado, paranoico y una hija miamense que está en las nubes…Ha sido bien difícil llevar a cabo este trabajo, sobretodo en el aspecto técnico, pues quiero resultados extraordinarios con un presupuesto súper bajo. Por suerte trabajé con unos muchachos profesionales que fueron héroes durante el planeamiento del rodaje y finalmente la producción. En esta película todo ha sido calculado al detalle. Terminé de editar, me tomó tres meses, bien intensos, ahora le están haciendo corrección de sonido y color. ¡Ya casi la estrenamos!

La atmósfera y el look que la película están logrados, nos gusta mucho. Es bien floridana, se habla ingles, español y spanglish por todos lados y se siente que conocemos a esa familia.

Cuando digo aspecto técnico también me refiero a las actuaciones, de las cuales estoy muy orgullosa, los actores entendieron que tenían que ensayar más de lo que se había planeado para que se vieran en la pantalla como que la gente que visualizábamos, no como actores.

N: Ika, muchísimas gracias por conversar con nosotros. Es un placer contar contigo.

IS: Gracias a vosotros