Adrián Azzi: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it

Mi interés por la escritura nació de muy niño como consecuencia de mi devoción por la lectura. Habiéndome criado en San Isidro, a las orillas del Río de la Plata y en el delta del Tigre, rodeado de toda esa exuberante naturaleza, no tardaron en influenciarme Emilio Salgari, Mark Twain y Horacio Quiroga, así como los cuentos de Mujica Lainez sobre mi ciudad natal y la misteriosa Buenos Aires.

Ya en la escuela secundaria la lectura se empezó a relacionarse con aquello prohibido en mi país. Debajo de los escritorios nos pasábamos libros censurados, viejos larga duración de música de protesta disimulados en cubiertas de los Beatles y panfletos que olían a revuelta. Así fueron llegando otros autores, otros planteos a resolver: Galeano, Soriano, Cortazar, Borges, Hess, Nietzsche, Hugo. Pero siempre la idea de ser escritor o periodista –que creo es en realidad mi pasión dormida- fue quedando relegada.

Sólo trabajé en algunas publicaciones de ajedrez, juego del que también soy fanático. Realmente comencé a esforzarme en la escritura al ejercer la abogacía. Cada escrito implicaba un desafío y cada caso debía ser tomado como único, lo que me permitió disfrutar plenamente de mi profesión.La filosofía no tardó en llegar, se hacía muy difícil aplicar mecánicamente las leyes y siempre era necesario indagar el porqué de las normas y sus sustentos ideológicos y éticos.

Muy tímidamente comencé a hacer mis primeros intentos narrativos y casi como por casualidad apareció el llamado a concurso de Taller Telemundo de escritores en Los Ángeles. Luego de dos fases y riguroso entrenamiento con ese maravilloso grupo de profesores y colegas, puedo decir que recibí más que las bases para escribir para televisión y medios digitales, algo totalmente nuevo para mí.

Actualmente estoy trabajando en dos series de cuentos cortos, una acerca de mi ciudad y otra de índole filosófica, relatos que espero ir compartiendo con Uds. en este hermoso espacio.